Se trata de un instrumento de cuerda pulsada, dado que para producir la vibración en la cuerda, se utilizan, bien los dedos, o bien algún tipo de púa o plectro para puntear la cuerda. Consta de 6 cuerdas normalmente de nylon. Se encuentran afinadas de grave a agudo: Mi, La, Re, Sol, Si, Mi. También tiene un mástil con trastes que marcan la progresión ascendente en semitonos  a lo largo de las cuerdas. Este instrumento consta de tres partes:

1. Cabeza o clavijero: pieza de madera donde se ubica toda la parte mecánica. Se trata de un ensamblaje donde aparece una tuerca de cremallera que hace girar una clavija de marfil en la cual se enrolla la cuerda: esto permite tensar más o menos la cuerda y así poder afinar el instrumento.

2. Mástil o diapasón: en él se encuentran unas barritas incrustadas en la madera, éstas determinan la casilla de las diferentes notas. Los trastes son los espacios situados entre dos barritas. Existen 19 casillas correspondientes cada una a un semitono.

3. Cuerpo o caja de resonancia: consta de tres partes:

  • Tapa posterior o fondo hecha normalmente de palosanto
  • Las escotaduras, también de palosanto, determinan el espesor de la caja de resonancia
  • La tabla armónica, hecha normalmente de pícea. Su calidad determina el timbre del instrumento y su sonoridad. Esta tabla se encuentra perforada por un gran agujero resonador (el rosetón). También se encuentra en la tabla el puente que sirve para atar las cuerdas y transmitir a la madera sus vibraciones. Bajo la tabla armónica se pegan pequeñas láminas de madera que determinan la potencia del sonido y el equilibrio entre los graves y agudos.

 

Anuncios